MENÚ

Camino de Santiago 2022

[vc_row row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» css_animation=»»][vc_column][vc_column_text]

CAMINO DE SANTIAGO 2022

[/vc_column_text][vc_column_text]

Un viaje inolvidable para las alumnas de 4ºESO del curso 2021/22

[/vc_column_text][vc_empty_space height=»12px»][vc_empty_space height=»15px»][vc_empty_space height=»12px»][/vc_column][/vc_row][vc_row row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» css_animation=»» css=».vc_custom_1490961151641{padding-bottom: 50px !important;}»][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»12px»][vc_single_image image=»29201″ img_size=»full» qode_css_animation=»»][vc_empty_space height=»12px»][vc_single_image image=»29197″ img_size=»full» qode_css_animation=»»][vc_empty_space height=»12px»][vc_single_image image=»29198″ img_size=»full» qode_css_animation=»»][vc_empty_space height=»12px»][vc_single_image image=»29195″ img_size=»full» qode_css_animation=»»][vc_empty_space][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

El Camino de Santiago fue una convivencia que duró cinco días, y, sinceramente, se nos hizo corto. El lunes, fuimos en autobús hacia O Cebreiro, donde caminamos teniendo una vista increíble de los campos y las montañas que rodeaban la senda. Hicimos alrededor de unos diez kilómetros, y una vez llegada a esa meta, estaban las alumnas que ya lo habían finalizado animando a las que le quedaban por subir la última cuesta que parecía interminable. El segundo día caminamos entre bosque, unos 23 kilómetros desde Palas de Rei hasta Boente. En Boente había una pequeña iglesia donde Don Eduardo celebró Misa y daba sus charlas matutinas motivadoras. El tercer día salimos de Boente hacia un pueblo pasado, Arzúa. El cuarto día no llegamos hasta la meta propuesta, pero el sentimiento de logro estaba presente. El quinto día llegamos por fin a Santiago. Esos cinco se hicieron tan cortos, que la catedral no parecía real. Admitimos que hubo quejas y algunas lágrimas de emoción y nostalgia. 

Por las noches, antes de cenar, teníamos pequeños talleres y charlas llamadas Obradoiros donde nos explicaban algunos datos interesantes sobre el camino. Nos contaron que como el día de Santiago, el año pasado, cayó en domingo, era año Jacobeo. Como hubo COVID, el Papa decidió extenderlo hasta el final de 2022. Durante las noches de este año, se enciende el faro Berenguela, que fue el protagonista de nuestro viaje. También nos dieron unos cuadernos de Bitácora, donde escribimos nuestros sentimientos y emociones que surgían durante el camino. Este cuaderno, ahora está en una caja, y nos lo devolverán en el próximo año Jacobeo, 2027.

De lo que nos gustó el camino, una vez oído lo del siguiente año Jacobeo, ya empezamos a hacer planes para nuestra siguiente peregrinación. No vamos a mentir, supuso un gran esfuerzo seguir caminando todos los días, ya que no estábamos acostumbradas a caminar tanto, pero gracias a ese esfuerzo, el camino se ha convertido en una experiencia incluso más inolvidable. Ya no los advirtió Don Eduardo durante una de sus charlas motivadoras: Un camino fácil, nunca te llevará a un sitio que merezca la pena.

Al final de su lema motivador, gritábamos todas juntas lo siguiente:  Herru Santiagu, Got Santiagu, Ultreia et suseia, Deus adiuva nos. Todo esto significa: ¡Oh Señor Santiago! ¡Buen Señor Santiago! ¡Eulterya! ¡Euseya! ¡Protégenos, Dios!

 

“Ha sido una experiencia inolvidable, un viaje hacia el interior tanto para las alumnas como para las profesoras. Nos convertimos en una piña y nos apoyamos unas a otras casi sin darnos cuenta: alguien que presta sus zapatillas a la que tiene los piés hechos polvo, un plátano donado de forma anónima para la que está perdiendo las fuerzas, unas palabras de ánimo para aquella que no es de mi clase ni de mi grupo de amigas. Hemos conocido y descubierto a personas con las que, después de muchos años en el Colegio, no habíamos tenido ocasión de hablar con calma. Además, a pesar de las ampollas…¡nos hemos reído muchísimo!

Estamos muy orgullosas de estas alumnas que, aunque dentro de un par de años tendrán que volar del Cole, siempre despertarán en nosotras una sonrisa y una mirada optimista hacia el futuro.”  Paloma Palacios. Profesora de Secundaria.

 

¡Nos vemos en 2027 de nuevo en el Camino!

 

Sara Asenjo y África Jardón. Alumnas de 4ªESO Curso 2021/22

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» css_animation=»» css=».vc_custom_1490961151641{padding-bottom: 50px !important;}»][vc_column width=»1/2″][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space][vc_empty_space height=»7px»][/vc_column][/vc_row][vc_row row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» css_animation=»»][vc_column][vc_empty_space height=»42px»][/vc_column][/vc_row]

Compartir post

Más noticias