Misión,
visión y valores

DESCUBRE MÁS

Misión

La misión de Senara es fomentar la excelencia académica en todas las etapas escolares; promover la centralidad de la persona, y su dimensión humanística, como eje del ámbito educativo. También es desempeñar un servicio al desarrollo de la sociedad a través de una honda formación cultural destacando el papel nuclear de la familia y el protagonismo de la mujer en la sociedad.

Visión

En Senara soñamos con formar una comunidad educativa orientada al servicio de la persona en todas sus dimensiones, donde la formación intelectual constituya una búsqueda de la verdad y un medio de dignificación del ser humano. Buscamos crear un espacio abierto y plural en un clima de libertad, que sea lugar de encuentro y de desarrollo personal. A su vez, nos proponemos mejorar nuestro entorno local a través de una amplia difusión cultural y transmisión de valores humanos que dispongan al alumnado a ser motores de cambio en la sociedad contemporánea.

Valores

La identidad cristiana del colegio se manifiesta en la vivencia personal de una serie de valores comunes. Estos valores están enfocados a la dignificación del ser humano y a su participación a través del servicio en todos los ámbitos de la sociedad. Principalmente son los siguientes:

Constituye una forma de dignificación de la persona y medio de servicio a la sociedad. El trabajo es también un lugar de encuentro con los demás.

Una educación centrada en la persona tiene siempre como punto de referencia la libertad de cada uno de los miembros de la comunidad. Defendemos la libertad de todos ellos como punto de emergencia del mejoramiento personal de cada uno. Senara impulsa la libertad de educación como derecho exclusivo de los padres y proporciona una formación integral a los alumnos para que sean protagonistas y responsables de sus propias decisiones. 

Solo desde el respeto por la dignidad del de enfrente, desde la escucha atenta y a través de un comportamiento impregnado de espíritu cívico y responsabilidad social, se puede adquirir una educación centrada en la persona. 

San Josemaría (fundador del Opus Dei) define la magnanimidad de la siguiente manera: «ánimo grande, alma amplia en la que caben muchos. Es la fuerza que nos dispone a salir de nosotros mismos, para prepararnos a emprender obras valiosas, en beneficio de todos […]. El magnánimo dedica sin reservas sus fuerzas a lo que vale la pena; por eso es capaz de entregarse él mismo. No se conforma con dar: se da.»  Senara promueve la grandeza de espíritu de todos los miembros de la comunidad educativa potenciando el acometimiento de retos más allá de los mínimos exigidos en beneficio de toda la sociedad. 

 Senara tiene una esencial vocación de servicio a la sociedad a través de la educación. Como colegio concertado, aspira llegar a todo tipo de familias sin distinciones en razón de nivel adquisitivo. A su vez, se propone la transformación del entorno local a través de una formación académica sólida que permita a sus usuarios desempeñar en un futuro profesiones dignificantes. 

Senara promueve entre las familias y el alumnado la atención de aquellas personas en riesgo de exclusión social a través de diferentes proyectos de solidaridad. Impulsamos diferentes actividades de concienciación social y también otras en colaboración con comedores sociales, ONGs, fundaciones o de otro tipo orientadas a ayudar a los más desfavorecidos.

Senara fomenta la apertura y pluralidad por medio del enriquecimiento del contacto con alumnos de diferentes culturas. A su vez, Senara defiende como valor de especial importancia en la actualidad la pluralidad en los diferentes modelos educativos existentes en el panorama pedagógico. Solo la coexistencia de varios modelos diferenciados permite una verdadera pluralidad que enriquezca a la sociedad desde diferentes puntos de vista.