Educación y arte - Senara

EDUCACIÓN Y ARTE

DESARROLLO DEL MUNDO INTERIOR Y LA CREATIVIDAD

Gracias a la educación artística, el alumno puede conocerse mejor a sí mismo, plasmando su mundo interior y desarrollando su creatividad, obteniendo diferentes visiones del mundo, pudiendo adquirir diferentes criterios estéticos y ampliando así su conocimiento, descubriendo formas nuevas de vivir y de poder realizarse.

Soy María Jiménez Martín, Bailarina Profesional y Licenciada en Grado Superior de Pedagogía de la Danza, actualmente profesora de la actividad de Danza del Colegio Senara.

A través de este texto quiero poner de manifiesto los beneficios que pueden obtener los alumnos a través de la educación artística, del descubrimiento y la experiencia que esto les puede suponer.

Gracias a la educación artística, el alumno puede conocerse mejor a sí mismo, plasmando su mundo interior y desarrollando su creatividad, obteniendo diferentes visiones del mundo, pudiendo adquirir diferentes criterios estéticos y ampliando así su conocimiento, descubriendo formas nuevas de vivir y de poder realizarse.

Hay muchos autores que se han adentrado en este tema, como el profesor Eliot W. Eisner  que apunta que aparte de las palabras o los números existen otras fuentes de la comprensión humana como pueden ser la música, la poesía, la danza, la arquitectura, los ritos y rituales de un pueblo, los refranes, la comida, etcétera. El individuo, afirma Eisner, al desarrollar sus capacidades específicas, contribuye al bien común, ya que “en la vida real los diferentes individuos representan su experiencia de diferentes maneras; y porque lo hacen, la cultura en general se enriquece”. Consideramos por tanto que la educación no puede ser entendida como la enseñanza de conocimientos instrumentales, debe estar enfocada a desarrollar todos los aspectos que definen la personalidad del ser humano.

El arte en todas sus vertientes, está íntimamente relacionado con los sentidos, entrando a través de ellos y creando sensaciones internas. Un autor que ha escrito sobre este tema es el  psicólogo y filósofo Rudolf Arnheim, que entiende que los sentidos son la base sobre la que se construye la vida cognitiva, y señala que las artes son los medios idóneos para enriquecer las experiencias sensitivas. Desde la perspectiva de Arnheim, para el pleno desarrollo del ser humano se necesita de la interacción entre las formas racionales y las formas intuitivo-perceptivas, considerando esto como la aportación más importante de las artes a la educación, esta última entendida como formación de la mente humana. Arnheim declara que las artes acrecientan el conocimiento.

Por otro lado, toda educación artística por su naturaleza implica una educación en valores, lo que ayuda a la formación integral de la persona. Ejemplificaremos esto en el caso concreto de la Danza, por ser mi ámbito profesional.

El estudio de la Danza nos aporta:

  • Valores estéticos, en la búsqueda de una calidad en la ejecución
  • Valor de superación , en cuanto a lo complicado de llegar a adquirir ciertas técnicas dancísticas
  • El valor de la responsabilidad en cuanto al estudio metódico que supone una técnica de danza
  • De compañerismo y trabajo en grupo en relación a la interpretación de coreografías donde se comparte el espacio con los demás compañeros y se trabaja la comunicación entre ellos.
  • De comunicación, siendo la danza un instrumento para transmitir ideas y sentimientos.
  • De creatividad creando a través de este lenguaje buscando nuevas formas y caminos propios.
  • El Valor del disfrute personal, pudiendo servir la danza de catarsis a través de la cual poder mejorar nuestro estado de ánimo.

 

Por todo esto resulta interesante dar a conocer a los alumnos las diferentes formas de arte que existen: las artes visuales, la pintura, la escultura, las artes escénicas, la danza, el teatro o las artes literarias y contextualizarlas en función de su historia y desarrollo. Acrecentando su interés para crear en los niños y jóvenes la necesidad de convivir con el arte, de visitar museos, de ir a los teatros a ver representaciones musicales, teatrales o de danza, a leer cuentos y novelas, de forma que puedan experimentar las sensaciones de disfrute, de belleza y de superación que pueden provocar estas manifestaciones artísticas.

María Jiménez Martín
Profesora de la actividad de Danza