La importancia de la lectura. Día del libro. Redescubrir el valor de la lectura

LA IMPORTANCIA DE LA LECTURA

”Busca tu ocasión y tu rincón”. Día del libro, 23 de abril de 2022. 

En la actualidad, vivimos inmersos en Internet -qué cosas tan estupendas hay en la Web ¿verdad?-. Las nuevas tecnologías y las RRSS han revolucionado nuestra vida creando espacios virtuales que nos ayudan y enriquecen, sin embargo, nos lo dan casi todo hecho.

Sin el mínimo esfuerzo por nuestra parte, poseemos todo un mundo en nuestras manos para explorar. Tan fácil lo tenemos, que podemos acostumbrarnos a ver “imposible de alcanzar” cualquier cosa que nos propongamos, sólo porque nos cuesta trabajo y requiere de nuestra atención y empeño. Un acicate que nos motivará a seguir adelante, será luchar porque nuestros razonamientos, esfuerzos e imaginación, no cabeceen en “el sueño de la bella durmiente”, sólo porque nos cuesta meter la cabeza en aquellos proyectos que nos llevarán a conseguir las metas elegidas durante toda nuestra vida.

Algo que merece la pena tener en cuenta al respecto, es redescubrir el valor de la lectura.  Requiere pocas energías porque el esfuerzo es pequeño, y sin embargo, tiene una gran importancia, ya que el aporte intelectual, social, cultural y creativo que alcanza cada lector con lo leído, es un tesoro que nos ayudará a perfeccionarnos más y mejor, sazonando nuestra vida con riquezas que de momento desconocemos.

Este pequeño artículo quiere animarnos –aunque nos cueste un poco-, a leer un ratito cada día, a vivir otras vidas, nuevas aventuras y emociones, intrigas llenas de misterio que perduran ocultas en los libros desde hace días, años, siglos…, y que son joyas escondidas en mansiones, bibliotecas, sótanos y estanterías de los hogares del mundo entero. ¿Te atreves a descubrir estas gemas preciosas?

Libros físicos, ebooks, papiros, o escritos antiguos en piedra…, da igual el soporte con el que quieras leer, es a tu gusto. Lo importante es tener un tiempo cada día dedicado a la lectura. Con un cuarto de hora es suficiente para empezar, y ¿quién no puede conseguir ese corto espacio de tiempo?

Me preguntas cuál es el momento más adecuado para leer, y te contesto: busca tu ocasión y tu rincón” Cada uno averiguará su tiempo más oportuno. Por ejemplo, si te gustaban los cuentos que tus padres te leían cada noche antes de dormir, ese es el mejor ratito que puedes dedicar a leer unos minutos. Por cierto, he sabido no hace mucho, que J.K. Rowling pensaba lo mismo, y contaba a su hijo por la noche todas aquellas aventuras que ahora conocemos como la colección de “Harry Potter”.

¡Ánimo y lánzate!, todo lo que obtenemos de una buena lectura son beneficios tanto culturales, como sociales, físicos, psíquicos… Por eso te aconsejo desde la biblioteca de Senara, que leas todo lo que puedas, y que el libro que escojas sea conveniente para tu edad, (recuerda que a un recién nacido no se le dan churros para desayunar, ya los tomará cuando sea mayor). ¡Ah!, y también te sugiero que pidas consejo para hacerte con aquellos volúmenes que te gustaría leer.

Al agua patos y… ¡a leer!

Mamen González Aguayo
Bibliotecaria Senara